19 octubre 2007

Fútbol en la polémica

¿En Clarín hay censura?
¿Es verdad lo que dice Fabbri?
¿Es mentira lo que dice Pagani?
¿Al Coco no le da lástima verlo a Romaniuch, tan con esa pinta de pobre pibe, que nunca se trepó a un árbol, que aprendió a jugar a la pelota en un balcón, pelado y bilardista... para, encima atacarlo?
¿No estaría bueno que en lugar de Polémica en el fútbol pusieran al aire un programa inverso que se llame “Fútbol en la polémica” y que una caterva de periodistas se pelee como loco ante la atenta mirada de uno o dos hinchas rotativos y por sorteo, que después se quedan con la última palabra y la evaluación final de la discusión?



Ahora, fuera de joda:

Fabbri denuncia censura en el principal diario argentino y eso es grave, más viniendo de alguien que está trabajando para ese grupo, lo que hace pensar que, las suyas, fueron palabras comprometidas.

Pagani lo desmiente y eso constituye una doble gravedad. Por un lado, la certeza de que uno de los dos –o los dos- experimentados profesionales está mintiendo y, por el otro, la posibilidad de que uno o los dos estén operando a favor de determinados intereses non santos. Ninguna de las dos cosas extrañan a quien ya ha pasado por ambos trances, es decir, al cien por ciento de los periodistas, pero, ¿porqué no los limpiamos a los que después se arrancan las vestiduras porque se cierra un quisco idéntico al de RCTV?

¿Porqué siempre los que defienden el fútbol lindo terminan incinerándose en pantalla?

¿Porqué se enojó tanto Fabbri?

Si era una pelea sindical, ¿porqué no lo gritó con el mismo énfasis con el que le gritó payaso mediático a Pagani?

Más allá de que cada uno ya sospecha quién tiene razón en cada caso, ¿no le queda la sensación de que los menos "prolijos" ya arrancan perdiendo la discusión aunque propongan el Hospital de Niños en el Sheraton hotel?

6 comentarios:

Aguilucho dijo...

Si uno dice "hay censura en Clarín" y el otro dice "no hay censura en Clarín" no es posible que mientan los dos.
Miente uno, y para mi es Pagani.
El menottismo, la barba, o los años de Pagani pueden confundir a muchos y hacer pensar que es un buen tipo.
En esta estoy con Fabbri.

El Pintor dijo...

Si discuten Fabbri y Pagani no existe la posibilidad de que ninguno mienta: o mienten los dos o miente Pagani. Pagani es un mentiroso, un sorete, un sorete que mide y entonces los pibes "qué risa Pagani; qué grosso Pagani". Pagani es como su amigo el Coco. Un mentiroso.

Ulises Dumond dijo...

Aguilucho, lo que pasa es que parece que esta discusión no fuera esta discusión. Parece que se dijeran cosas de otro luga. Por ejemplo, Pagani hace hincapié en que él tiene opinión propia... ¿por qué; para qué?
¿Fabri defiende lo que dice u otra cosa más? En todo este tiempo que hace que están juntos, ¿a Fabbri nunca se le ocurrió decierle a Pagani "ché, Horacio, flor de gorila hijo de puta, vos, cuando me censurabas notas en Clarín"? Digo, inclino la balanza para ese lado sólo porque a todos los demás les parece que el hijo de puta cantado, acá es Pagani, pero yo no sé. O yo no sé del todo.
También lo dice el pintor, pero después dice que el coco es un mentiroso y eso, a mi juicio, invalida hasta el hecho de que haya pintado algo alguna vez.
Qué se yo. No me importa ni Fabbri ni Pagani, sí lamentaría que esto quede así, y que ante esta evidencia, el Gobierno siga renovando licencias a quienes atentan contra la libertad de opinión y de información.

Peralta dijo...

Sí, loco, que el gobierno no le renueve la licencia al grupo Clarín, qué joder.
Ahora bien, amigo Dumond, esta pelea seguro viene de antes. Y seguro que la convivencia entre esos dos muchachos debe estar complicada.
Una sola cosa es verdad: clarísimo que al menos en esta discusión el que miente es Pagani.

hernan dijo...

en aquellos tiempos videl* prohibio que se critique a la seleccion entonces es muy facil fabbri tiene razon ahora porque lo dijo en ese momento y en camaras no lo se,por otro lado post-videl* tampoco se podia hablar bien del ferro de griguol despues de la dictadura siguio la censura

Aguilucho dijo...

no estoy a favor de la cenusura, pero me parece una medida inteligente prohibir hablar bien de griguol.