11 agosto 2008

El mejor amigo del tachero

Resulta que Clarín ciudad publica una nota de las suyas,



Yo no digo nada, pero hay un montón de cuestiones graciosas. Por áhi este tipo es un pan de Dios, pero no tiene un salchicha, tiene yorkshire. Y se llama Brownie.
Está bien, le hace feliz y bien a la salud, como todas las cosas que hacen feliz, pero este tipo justo es un representante de un gremio que según las votaciones, no encabeza por muy poco el ránking de quiénes siempre están cuestionando los modos de felicidad de los otros.
¿Por qué a un taxista se le ocurre bautizar Brownie a su perro? ¿Por qué desaprovechó la oportunidad de ponerle Simon -Sáimon-? ¿O Squiá? Serían, naturalmente, Simon & Schuster, o Carlos y Squiá. O le hubiera puesto Viviani. Sería gracioso.
¿Todo el mundo confía en un tipo que viene manejando con un perro como el de susana Giménez en la falda? ¿Cuánto falta para que este pequeño perrito tachero se oriente en el laberinto de Su?
Dice Schuster: "Pero, además, hubo parejas que subieron peleándose y, después de ver a Brownie, se bajaron de otro modo". Claro, finalmente reconciliados en el grito "pará acá que nos bajamos, sacame esa rata inmunda de encima..."
El Club del Fernet le desea al amigo tachero que su salud y su relación con el can se mantengan en el mejor de los estados posibles y que acepte con esa misma gracia todos los demás métodos de procurarse paz, placer, salud... del resto de los conciudadanos.
"Al final, humaniza más de lo uno se imagina", dice el tachero orgulloso.

2 comentarios:

Peralta dijo...

Al perrito y al tachero habría que ponerle un cartucho de dinamita a cada uno en el ojete. Y a Clarín, claro, hay que mandarle un coche bomba a control remoto. No vale la pena ni inmolarse por semejante mierda.

www.portaldelperiodista.blogspot.com dijo...

Tu blog es una pinturita!, felicitaciones Juan Pablo Peralta
www.portaldelperiodista.blogspot.com