25 agosto 2008

¿vas para China?


El que aparece en primer plano, oficiando de Roberto Giordano de la selección olímpica en China, no es ni más ni menos que Sergio Spadone, el hijo reconocido de Carlos, menemista empresario argentino, reconocido copartícipe del negociado con la leche en mal estado de Vicco.
Este muchacho estuvo como loco.
La última vez que lo ví fue terminando un conflicto histórico con una mayoría de despedidos en una de sus empresas.
Salía simulando euforia y cansancio por el acuerdo final.
Quedába un cúmulo despedidos nuevos a finales del 2001.
Un jovencito, pariente de uno de los despedidos que pasaron unos cuantos días en la puerta de esa empresa que primero les pagó poco y los maltrató y luego sólo los maltrató.
El jovencito, decía, le dijo al trajeado "¿Van para el Ministerio?"
"Síh", exaló el payaso, como exhausto.
"Bueno, llevame esta", dijo el Trapo.
Exelente, mucho tino, teniendo en cuenta que después se supo que el tipo ya tenía en el bolsillo la plata de Clarín que quería la empresa sin gente.
Qué va a ser, con los paladines del periodismo independiente.
Por otra parte, para reafirmarse en su tradición, durante toda la televisación manipuló a un chino con una peluca argentina que estaba a su lado, tomándolo del cuello cada vez que la cámara enfocaba. Si no fuera que dicen que en China se vive sin libertad, pensaría que este tipo estaba más duro que el partido con Nigeria.

2 comentarios:

Mola dijo...

era re gracioso durante el partido como repetian imagenes de la hinchada argentina jajajaj
el falco ese aparecio haciendo los mismos gestos por lo menos unas 20 veces

Aguilucho dijo...

Encima ese hijo de puta quedó como el abanderado del festejo argentino.
Ya no se puede confiar ni en los chinos.