29 octubre 2007

Una cosa que empieza con Pé (¡pete!)


A chuparla gorda. Además de apoyar a los militares, a lo peor de la Iglesia y a los ganaderos tan injustamente perjudicados, ahora lo único que le falta es que no cumpla con su promesa de retirarse.
O con aquella otra de que Macri es su límite.

4 comentarios:

Aguilucho dijo...

dijo que no se retira y que mañana mismo (por hoy) se va a dedicar a una liga femenina nacional (?, sic, !, y otra vez ?)

pibecabeza dijo...

¡¡¡JAJAJAJAJAJA!!!!¡¡¡¡CHUPAME BIEN LA PORONGA, GORDA ORTIBA!!!!¡¡¡JAJAJAJAJA!!!!¡¡¡FALTAN BOLETAS!!!!¡¡¡¡FALTAN BOLETAS!!!!¡¡¡JAJAJAJAJA!!!!!!!!

herlet dijo...

que gorda mentirosa y mafiosa,los que tanto hablan de etica y moral son los peores,ultra catolica anda a llorar a la iglesia,la cruz metetela bien en el orto,encima hay que aguantar que digan que hizo gran eleccion si perdio por el doble,encima salio bullric**(terrible piedra esta mujer)diciendo que ibam primeros en rosario,la eleccion es para presidente que carajo importa rosario???

el capo del oeste dijo...

¡Qué linda es la clase media porteña y de algunos bolsones del conurbano bonaerense! El voto que hizo por Carrió dejó en evidencia que por sobre todas las cosas son incorregiblemente gorilas, parafraseando a Borges. Si hay un sector -al margen de los grandes monopolios que nunca pierden- que se benefició en estos cuatro años de kirchnerismo es la clase media urbana: le congelaron todos los servicios domésticos (luz, gas, te)los combustibles, le facilitaron el crédito para el consumo, fueron los que más pudieron acceder al trabajo en blanco. Están indiscutiblemente mejor que lo que estaban en mayo de 2003 y ni hablar que a mediados del 2002. Sin emgargo, su aversión a todo lo que huela a "populismo", "clientelismo", "dádivas" y todos esos calificativos a los que suelen recurrir, los lleva a querer comerse su propia cola. ¡Qué los parió, menos mál que no ganó Carrió! ¿Cuánto tiempo hubiera tardado en subirse al helicóptero?