16 noviembre 2007

River es un desastre



¿Es José María Aguilar quien va a terminar con River? ¿Es él el que decide? ¿Qué pasa?


El más grande sigue siendo River Plate, por su estilo, sus estrellas y su gente... dice la marcha y es al pedo, River es alegría, dice, y es al pedo.


Es lógico que el equipo que mas ingresos por venta de jugadores en el mercado internacional sea el objetivo de los buitres más pesados, pero si a ello lo acompañamos con una dirigencia estúpida, servil, timorata y/o traicionera, se le hace el caldo gordo a los buitres, en caso de que no sea adrede.


Passarella
River tiene la capacidad de hacer parecer que cualquier error futbolístico es algo menor al lado de lo que "verdaderamente importa", las cuentas, la violencia, los violentos, Boca y la AFA. Entonces, Daniel Alberto Passarella, ya un impresentable antes, termina yéndose y dejando un sabor amargo por la manera en que debe hacerlo. Porque no parece merecerlo. Y no parece merecerlo porque se lo echa como un miserable y no sé si es un mal tipo, es alguien que no sabe de fútbol o que no se condice con el estilo de River, al menos, y eso ya se sabía de antes. ¿Cómo mira el fútbol la dirigencia de River que lo contrató? Passarella, entonces, no se va por cómo jugaba el equipo, como mucho recién el tercer motivo en el ránkin.

Sucesión
Las opciones que se manejan para suceder a Jorge Gordillo (técnico interino, cuya designación apareció con una rapidez deslumbrante en la enciclopedia libre Wikipedia, dato que no tiene nada que ver pero es asombroso a la vez que sirve de precedente para poner en ridículo teorías y teorías conspirativas) son funestas.

Más allá de los intentos de esta dirigencia por contratar a Enzo Francéscoli, ¿qué hizo por el estilo o por la identidad de River? A esta altura, pienso que los ofrecimientos al príncipe son más por su buena imagen que por un gusto futbolístico. Se busca a alguien que "tenga espalda", dice Clarín, hoy, por eso desestima al Bichi Borghi, quizás el más fiel de los representantes de un gusto futbolístico que hace años que River no respeta y sería un facilismo decir que lo reflejan los resultados, pero al menos se puede sentir un aburrimiento y una desesperación general en en el ambiente riverplatense.

¿Sabe Aguilar que tanto Carlos Bianchi como el cholo Simeone son más de lo mismo? Una traición similar a la que le hizo a Adrián Rousseau, por ejemplo, a quien nadie va a defender porque es un barrabrava y todos los demás somos dignos. El tolo Gallego se acerca un poco más, pero no es un período para un "controvertido", es la excusa, y el que más suena es el empleado bancario cholo Simeone pero sin su estratega Verón. El pelado de siempre tiene otro contrato y está pleado con Aguilar y uno entiende que no llame a alguien con quien tiene problemas personales, pero a esta altura estamos en condiciones de afirmar que con quién está enemistada esta dirigencia de River es con el buen fútbol.

River es una muestra más de que la principal debilidad de la política nacional, que es la falta de respeto a la propia identidad, tema que se vuelve inaudible por el retumbar de los resultados, e invisible por la sombra de las propuestas más conservadoras. Es una falta de respeto que esta dirigencia no considere que el juego histórico, el gusto futbolístico del hincha de River, deba ser considerado soberano. Y así se desperdicia talento y recursos, dentro y fuera de la cancha, dentro y fuera del fútbol, y paga el hincha.

Mis candidatos, dentro de los que se nombran, son, en orden, el bichi Borghi, el Enzo, el pelado y el tolo. Lo demás no va, y River va a seguir siendo un desastre.

Boca no gana porque juegue bien o corra más o ponga más, gana porque respeta su propia alegría. Hasta el pelotudo de Salvestrini entiende eso.

2 comentarios:

Aguilucho dijo...

Yo te banco Dani. Te recuerdo que Dani inauguró en River esta etapa de estrellas salidas de las inferiores, que siempre respetó el estilo de "jogo bonito" de River, y que encima dejó como sucesor al Tolo, que también anduvo bien. Entre los dos deben haber estado 6 años a cargo de River con una serie de campeonatos ganados pocas veces vista.

Peralta dijo...

Aguilucho, siempre chupándole la verga al Dani, dejate de joder. Es uno de los culpables de que River esté como está.