19 diciembre 2007

¡juira dihái, perro e' mierda!

Transcribo textual e íntegramente la nota de este diario, proque no tiene desperdicio.

Este es el diario fundado por Mitre.

¡Viva el dolor de cadera



Tras 13 años de servicio en la Aduana
Jubilaron a Duque, un perro récord
Detectó más de 8000 kilos de droga


Es uno de los agentes récord de la Aduana. Y el terror de los narcotraficantes, ya que entre sus méritos se cuenta el haber detectado 8000 kilos de marihuana y casi 100 de cocaína en 13 años de servicio. Un récord, según aseguran en la fuerza. Pero el agente estrella se jubiló ayer, aquejado por un dolor de cadera que le impide moverse con normalidad.


Igual, aseguran que su arma sigue intacta: se trata de ese olfato que le permitió a Duque, el perro labrador retirado, convertirse en una leyenda. Detrás de todo can estrella hay un instructor. En este caso es Omar Gómez, que lleva 15 años de servicio en Clorinda, Formosa.


Junto con Duque cumplieron cientos de operativos exitosos: uno de los más recordados fue hace apenas dos meses cuando secuestraron 1300 kilos de marihuana. "Hace 15 años que entré en la Aduana para trabajar en la frontera y secuestrar droga. Allí había dos perros de la Gendarmería que teóricamente tenían que colaborar con nosotros, pero no hacían nada. Entonces decidí comprarme uno y entrenarlo", relata Gómez.


Con un manual de adiestramiento de canes, Gómez comenzó a entrenar a Duque cuando cumplió 6 meses. Y al año ya era agente de la Aduana. Juntos formaron un equipo imbatible. Por todo el país "Con él recorrimos todo el país. Hasta hicimos operativos en la Cordillera, ¡con 25 grados bajo cero!", cuenta Gómez, que entre las cualidades de su perro destaca que "es un juguetón incansable".


El instructor explica que para estos trabajos los labradores son ideales, "porque no son peligrosos para la gente, son juguetones y tienen el olfato muy desarrollado". Aunque Duque era uno de los agentes más destacados de la Aduana, su dueño no cobraba un peso por el servicio brindado. "El trabajo de la búsqueda de droga no tiene compensación económica, sólo la satisfacción por el deber cumplido. En el pueblo donde estoy hay muchos chicos que están perdidos por las drogas, es un flagelo. Y con Duque siento que aportamos en esta lucha." Hoy, aunque Duque está retirado, cumple tareas de asesor. "Hoy lo dejo en mi casa, pero cuando tengo dudas lo llevo a un operativo. Todavía sigue siendo el mejor -asegura su cuidador-. Para mi, Duque es irreemplazable."


Laura Reina

2 comentarios:

Peralta dijo...

ese perro es un drogón de mierda. se pasó la vida buscando merca

el capo del oeste dijo...

Por cuestiones de dolencias anatómicas me solidarizo con el amigo Duque ¡Marche una prótesis para Formosa!
¿Será éste el mismo perro que se apersonó en una oportunidad por Río Caurto 1242 y quedó como loco cuando husmeó en el despacho de Tizziani?