21 mayo 2008

Nena asesinada y presuntamente violada


Che, ¿y si es verdad que estos tipos del campo no van a arreglar si Cristina no les entrega el culo, pretención por la que no los culpo pero o nos lo entrega a todos o no se lo entrega a ninguno, y si es verdad que lo que se juega es una internacional que se lleva excedentes en negro y en evasión -no sólo laboral- y si es verdad que la Patria aún es manejada por cúmulo de catorce garcas mundiales y si es verdad que se roban los minerales?


Te llueve como al Chelsea cuando te repiten siempre lo mismo, siempre lo que ya sabés.


Pero ¿Se entera el señor Bunge, el señor Aceitera General Deheza, el señor Cargill, el señor Molinos, o el Dreyfus o el Vicentín de noticias tales como que dos nenes mataron a una beba de dos años

Probablemente
Con la saña con que juegan
Los nenes.

y qué habrán dicho los señores,

y qué habrán pensado

¿se habrán enterado?


Dicen que la mayoría
De los asentamientos,
Aunque sólo escenario narco de la novela diaria de la televisión,
Son remanentes desterrados de los ciclos
Económicos

como el agrícola, zonas del interior a dónde no llega la comunicación, los trenes, o son simples echados de grandes señores que compraron campos a uno que no era el dueño pero le pagó al dueño de donde se hacen los títulos de hijo de puta. Si no te sentís culpable, Señor, sos más payaso que Cristiano Ronaldo.

"Hay vecinos que dicen que la madre Fuma paco
Y les pegaba a los chicos con palos y cadenas
En la calle", según diarios y canales.

Qué bueno que sea en la calle, y no en esa guarida inmunda de barro y madera rústica y barata con pelos y sobre todo astillas, paredes del material ese con que se hacen los pales que usan los supermercados como base para cargar mucha cantidad de mercadería sin que se dañen sus envases.


Mercadería que probablemente estos chicos ni siquiera sabrán cómo se manipula. Quién sabe qué cosas y cómo las sabían estos chicos. Quizás aprendieron a hacerse una polenta hirviendo o a rascar la heladera, pero no que a su abuelo, que ni conocen, los expulsó el Tucumán o el Santiago o el mismo Entre Ríos un día más sintónico con el señor de arriba que mejor les plazca y así cayeron en la desgracia de vivir donde los medios remarcaran que los vecinos culpan al inmanejable y casi mítico paco y por áhi los nenes no saben lo que es una heladera.


“vivían en un barrio
En el que no había supermercado
Ni almacén ni verdulería”,
Se desgarra un diario.


“La madre salía a bailar
y volvía borracha”, resaltan. Me lo imagino a Roa leyendo entrenido. Eso es miseria.


Vagos, borrachos, drogados, violentos, negros, extraños, enemigos, "por qué me tengo que hacer cargo yo", "yo qué culpa tengo", "pobres ha habido siempre".


Qué lejos quedan

algunos otros, como monstruos

o enanos,

del otro lado de la sábana y la frazada.


Como esa madera rústica de las paredes era el pal sobre el que se paró

Macri
Para posar con una nena de

Lugano
Durante la campaña.

Los sentidos
De la palabra campaña.

La semana de mayo tiene el gusto de un cumpleaños o un fin de año, en el que se hacen balances ridículos y recuentos nefastos y deseos más vergonzosos, por imposibles o por frívolos, pero los revolucionarios de mayo fueron al frente y lograron poner en marcha una revolución divina que los asesinos traidores de siempre truncaron sobre el final.


La nena que se murió en la desgracia allí donde el Estado tiene sólo una presencia perversa, es vista con una impresión similar a la que causa un documental del Africa. Y de animales. Algún día que alguno de estos Señores se desvelen mirando televisión y bajen del canal 674.


La semana de mayo me recuerda que es un gran error, cuando no una falsa promesa de unos miserables hijos de puta, quedarse a mitad de camino en la lucha por la felicidad. Es el momento. En tanto no desaparezca la indigencia y la pobreza, de qué INADI, ni qué exportación, ni qué intermediarios, ni qué mierda. Para intermediario, está el Estado. Si de todos modos no hay crédito internacional y todos tiemblan por las supuestas payasadas de la burbuja inmobiliaria, Antes, mejor que se incremente el dudosamente criticado gasto público y se generen las condiciones para que todos los sectores accedan a un digno rol social.


Inversión productiva, expropiación y legalización de la redistribución, fomento de la oferta de puestos en instancias productivas, decisivas, operativas, políticas y sociales de la comunidad en un absoluto general. Sostén, respaldo, asesoramiento, capacitación, transporte y distribución es obligación del Estado. También la justicia. También la garantía soberana de la propia cultura y de los aportes intelectuales genuinos que se empeñan en aislar como a esta gente y a estos chicos que ahora van a cargar con una muerte durante toda su desgraciada vida,


como si el golpe eléctrico de la culpa que evaden

siempre evaden

ciertos Señores

tuviera que dar indefectiblemente en algún lado.


Llevándose a víctimas y falsos verdugos

en un higiénico modelo de saneamiento

qe es preciso enchastrar.

1 comentario:

Peralta dijo...

Bien, Ulises. Un poco largo, eso sí. Por qué no se saca la bronca más seguido y más corto? Bueno, ta bien, ya voy a donde me manda.