10 septiembre 2008

Vírgenes

De todos los que

hicieron plata con la virginidad

O hicieron chiste

Hay uno que cierra el círculo

-sin bromas-

El padre Grassi se va, pero deja el mensaje.

La historia de la última dilapidación de la virginidad

empezó como un negocio a la luz del creciente mercado de pedófilos,

siguió con el chiste de la geisha de las revistas para el garca,

como Maxime, Hombre, Gabo,

y terminó con el pedófilo,

que sostiene al garca,

y después se denuncian,

porque no saben cómo es el negocio,

Susan Giménez, la Iglesia, Corcho Ridríguez, Galimberti,

todos vírgenes.




3 comentarios:

Peralta dijo...

Sí, éste de lo único que es virgen es de la conciencia, porque directamente no tiene. El resto lo tiene hecho mierda, desde el cerebro hasta el culo, que lo debe tener tan grande como el túnel que hicieron en Suiza para la maquina de Dios. O sea, 27 kilómetros, que es más o menos la distancia medida en pijas que se debe haber comido este pedazo de hijo de mil putas,

DEB dijo...

De verdad que no puedo creer que este curita con su cara de "yo no fui" sea tan hijo de puta y caradura que salga a decir además que "la inocencia le sale por los poros". Si nos cree a todos estúpidos y se nos carcajea de frente, al menos que se tome el trabajo de no salpicarnos en la cara.

Ulises dijo...

Quiso hacer la gran Skinner y no le salió, por suerte.