24 septiembre 2007

Cambió la punta por los confites

"Tajo, tajo
¿tá Jorge?"
(Tá Blado)
Tablado. Camino a la Iglesia, con padrinos y esposa.

En el idioma del hampa, los confites no significan lo mismo que en el idioma sentimental. Así como "una punta" no es lo mismo para el caso de cada una de dichas jergas.


Hoy se casa Fabián Tablado con una docente de 23 años que se llama Roxana y con la que había iniciado una relación epistorlar cuando el muchacho ya estaba recluído en el penal.


Tablado sigue preso por el asesinato de su antigua novia, Carolina Aló, pareja cuya relación concluyó de manera tajante cuando el casanova le anunció con 113 puñaladas de Tramontina a su amada, primero, que la relación ya estaba desgastada y, segundo, que también lo estaría su supuesta licenciosa vida.


Se desconoce la opinión de los felices padres de la novia y también se desconoce si serían los beneficiarios del seguro de vida de Roxana.


De todas formas se expecula con acciones legales contra quienes aprovechan la ocación para bautizar, jocosamente, a alguna ligera conocida con la chicana en tono cordobés de que "A la Beti le dicen Roxana...", "¿Porqué?", "...porque con tal de que la claven, es capaz de casarse con Tablado..."

3 comentarios:

Aguilucho dijo...

muy bien, siempre el comentario filoso, la opinión punzante.

Peralta dijo...

Si Jesús murió clavao
por tres clavos inocentes
por qué no murió Roxana,
que la clavó tanta gente?

Anónimo dijo...

¡jajajaja!¡que maldad que tenés en el alma!