27 septiembre 2007

Pampa húmeda







Cuando ví demasiada gente defendiendo a Barrantes contra la ex adorada Pampita, pensé que el chileno culiado, polista garca, catolicón, había puesto mucha plata en favor de torcer el juicio por adulterio que le sigue a la modelo argentina.


Ahora no sé que pensar, pero tengo un consejo: la saña popular no es literal, por ello si te acusan de homosexual, por más que le hayas revuelto el estofado a Pampita, no declares que tuviste "sexo de espaldas". De onda.

Otra cosa, en favor de este muchacho Barrantes. Hay que reconocer que si un chileno nos hubiera robado una novia a nosotros -Pampita se había ido con una Vicuña- diríamos cosas tan desagradables como este señor.

Una en contra -a pesar de la férrea defensa de su amigo Iván de Pineda- del bobo de Barrantes. llamó a la hija de puta de la madre de Pampita "mucamita", ergo, destiñó como el garca que presumíamos que era.

1 comentario:

Aguilucho dijo...

MINUTO BABOSO EN EL AIRE, COMENZANDO AHORA:

Pampitaaa aahhhhhh ahhhhh!!!!

FIN DEL MINUTO BABOSO.