27 septiembre 2007

Papá facho, mamá también

Lo que a mi me ilusiona es la certeza de que cuando los hijos de todos estos fachos que no quieren que su descendencia se codee con travestis, un día, cuando piensen en una imagen cuya dignidad sea la de alguien defendiendo sus derechos, seguramente van a pensar más rápido en su maestro que en sus padres fachos.


Me juego un doble contra sencillo que más de un padre habrá pensado en tener un ratito el puntero del maestro quilmeño entre las manos.


Pagaría para trabajar un día en esa escuela y escribir cada cuaderno de comunicado:


Sr. y Sra. González: Me dirijo a Ud. por este intermedio para comunicarle que ustedes son dos gorilas hijos de puta.


Atte. Profesor Travesti

PD: Háganse culiar, mejor, por la salud de nuestros hijos.


La frutilla, declaraciones de uno de los progres padres de alumnos de la escuela Juan Bucetich de la calle 381 al 2323 de Quilmes oeste: "Aunque no discriminamos a los travestis, estamos en contra de que un hombre vestido de mujer le de clases a nuestros hijos".

Le faltó aclarar que tuvo un amigo travesti.

1 comentario:

El Pintor dijo...

No sé. A mí no me molesta --entre otras cosas-- que mi hijo practique tiro con arco. Pero que no lo haga antes de cumplir 9 ó 10 años porque antes de esa edad se puede reventar una articulación, que todavía no está conformada. Por eso le digo que no sé, y además no tengo ganas de pensarlo. Llegado el caso veo, cuando el trasvestido venga a mi escuela. Eso sí: no tengo amigos travestis. No creo en la amistad entre el hombre y el travesti.