29 noviembre 2007

Mortadela con pepés



Por qué no se dejan de joder y se ponen a laburar, también las feministas éstas, el chiste es que allá, para decir, esos zapatos "son mortales", dicen que "están de muerte".
Las fotos son de cadáveres y las asociaciones se quejan.
A mi me parece que, de última, si no les gusta el chiste, por lo menos, antes de ver un ataque de género, podrían haber visto una crítica a la sobrevaloración de los objetos de consumo.
Es un prejuicio que las organizaciones bienpensantes siempre desconfíen de los publicitas pavopensantes. Y los prejuicios están mal para los bienpensantes. vamos, chicas, ustedes no son las del tipo de "¡esos zapatos, están mortales!".

6 comentarios:

Anónimo dijo...

tal cual...
te saluda una feminista recontra podrida de las feministas

DEB dijo...

De acuerdo!!!, Yo soy feminista no militante y me matan los zapatos!

...............No entiendo lo de la etiqueta "HIPPIES" ¿ para ti Fernet, las feministas son todas hippies?

wall dijo...

Yo sé que para El Salvador no da pero qué bien vendría la parte de Esperando la carroza donde De Grazia grita: "¡Son los zapatos de mamá, son los zapatos de mamá!" Después Julio se mató. Tan equivocado no estaba de lo que se venía.

Peralta dijo...

Ya a ésas, las cojo con la pija muerta

Ulises Dumond dijo...

No, Deb, no.
Acá en la Argentina hay cierto tipo de militante, básicamente vago, incluso más vago para pensar que para militar, a quien hemos pasado a denominar hippies. En honor a quienes se apropiaron de la potencia del pacifismo del primer hippismo para seguir poniéndola con el cuento del sexo libre, seguir fumando porro y, sobre todo, seguir sin bañarse y sin moverse de ahí donde están tirados.
Bueno, este es un claro prejuicio mío, pero sirve para fijar una imagen.
En este caso, protestar por un juego de palabra es parte de ese hipismo, es parte de poner el piloto automático y criticar al otro sólo por ser otro.
Si la campaña publicitaria la filmaban Los Piojos, por ejemplo, seguro que le encontraban justificación ideológica enseguida. Lo que quiero decir es que a esta gente no le importa el feminismo como a los otros no les importan los fundamentos del hipismo, sólo son vagos.

PD. Cómo me hubiese gustado que esta publicidad la viera Larry. Donde quiera que estés, Larry, qué risa, ¿no?

DEB dijo...

Gracias por tu paciente explicación...