10 abril 2008

El gorila del relato



Según dicen, Mario Vargas Llosa opinió, entre tro montón de barbaridades que sólo alargarían un post con este pedazo de salame, que "Los piqueteros son emblema de la otra Argentina, la que optó por la barbarie".





Este señor, representante en el Perú y en el mundo de la política que llevó a la Argentina, históricamente, a derrumbarse de su opulencia cultural a la barbarie, según él, que vino a ver a Macri y a lo más granado de la derecha en Rosario, que puede juntarse con filonazis, y que cree que puede hablar de pobreza y de políticos "sin alma" sacándole el cuerpo a su responsabilidad, este señor, a mí me está faltando el respeto. Si tuviera idea de la historia de segregación y represión en la Argentina, cerraría el orto. Pasado el beneficio de la duda, ahora es menester decir que ninguno piensa que semejante ilustrado puede desconocer pormenores tan funestos. Para decirlo de un modo literario, se está haciendo el pelotudo. Por la lengua de los porteños es así, Vargas Llosa, decimos pelotudo, porque tiene muchas sílabas y eso suena mejor. Vos usás "anaqueles" y seguro pensás que los piqueteros, en su barbarie, hacen asados con los anaqueles. Metete a la fiesta y al chivo en el orto. Borges no es una prenda.





Este señor dice en el mundo que los piqueteros "En sus orígenes eran, al parecer, desempleados y marginales que salían a reclamar atención y trabajo de un poder que los ignoraba, de un mundo oficial sin alma, que daba la espalda a los más necesitados. Ahora, más bien, son las fuerzas de choque del poder político". No por casualidad su hijo es el verdadero idiota latinoamericano. todos estos cipayos, un día la tienen que chupar. No hay que optar por la barbarie, muchachos, quédense piolas que Vargas Llosa no tiene hambre. Y sus hijos tampocos. Ni vergüenza de salir con un carro. Ni vergüenza de que ese país de la libertad y la democracia supo liquidar la mayoría de los bienes de producción y no fue el populismo y en esa Bolsa centenaria donde le sirvieron eso tan rico que un piquetero ni conoce se timbearon los últimos morlacos, cosa de que sus amigos siempre estuvieron a resgurdo mientras los demás vieron a sus hijos morir o salir a pedir o a prostituirse. Qué me viene a hablar Vargas Llosa si la gente de su laya los únicos paraísos que pierden son los de los burdeles caros, cuando no el de los académicos chupabola adictos. Vargas Llosa, metete la Catedral en el culo. Y la convesación.

Borges, en todo caso, cuando lo defenestraron con el cargo de contador de pollos, renunció, quizás por dignidad. Los piqueteros también tienen dignidad, no pueden renunciar a ocupar el lugar que gente sensible de su categoría ni tiene noción que les pertenece.






Yo antes decía "que bien que escribe este hijo de puta".





Ahora digo "qué pedazo de hijo de puta".

4 comentarios:

el Cerdo sin galera dijo...

Pues Vargas Llosa no se caracteriza por 'entender' gran cosa de política o se caracteriza por deformar lo que entiende de política. Ya había presentado una maqueta asquerosa de lo que fue el troskismo latinoamericano en 1984 en su libre "La historia de Mayta". Ahora bien, no se equivocó al plantear que D'Elia y la porción de FTV que lo acompaña actuó como grupo de choque del gobierno y eso lo vimos todos por la TV, no jodas. Con esto no defiendo a los monopolistas, o sea, no defiendo a Cargill, AGD ni a Grobocopatel -que es amigo de los K!!!!

Peralta dijo...

Igual, Delía no sólo fue al frente con los cacerolazos de la clase media, sino que ayer también les rompió el culo, en vivo, al Grupo Clarín y a dos de sus periodistas más forros: Bovestre y Silnelli.

Ber dijo...

Impecable ambos post. No tengo nada que agregar estoy ilustrado en sus palabras.


Saludos cordiales compa�ero.

Ulises Dumond dijo...

Sí, yo no sé desde cuándo mirás televisión, vos, chancho, ni cómo la mirás. Ni si la televisión te llegó a pasar imágenes de la historia de esa plaza. Su representación. Allí también existen diferentes tipos de relaciones, la plaza significa diferentes cosas. No es un lugar pacífico en donde usted elige comprar queso sáncor o queso de Verónica. Que si la uso para suplicar por los derechos humanos, para que respeten el Contrato Social o con un pedido municipal en respuesta al trato indebido que las señoras creen haber recibido de una negrita cualquiera. Esa Plaza es histórica, amigo, en esa plaza los lugares se ganaban a los tiros, no como ascensos administrativos. Hoy en día, todo el mundo piensa que puede pavear, porque se perdió el sentido de la urgencia por lo urgente. Ahora una nena en Tucumán vuelve a morirse de inanición o, en cualquier otro lado, por negligencia del Poder, y todos seguimos apacibles, mirando TN, esa televisión que te muestra lo que ves vos, que supongo, sos "la gente".